Tras ya unos cuantos años de inactividad, hemos decidido retomar este blog. “¿Por qué?”, os preguntaréis las dos o tres personas que leerán esto. Bueno, pues… porque apetecía. Más o menos igual que cuando se empezó, básicamente.

Sin embargo, nos hemos vuelto más sabios con los años. Hemos sabido reconocer ciertos patrones en nuestras antiguas entradas que no son para sentirse orgullosos, y eso va a cambiar. Hemos visto que hay que cambiar ciertos aspectos visuales de la página, y los iremos cambiando. También hemos visto que escribir a lápiz no da muy buena imagen, así que vamos a dar un paso adelante y vamos a escribir a bolígrafo. Quizás incluso a dos colores; nuestra ambición no conoce límite.

Y, básicamente, eso es todo. Dejando las tonterías aparte, queríamos anunciar que en breve se empezará a generar contenido una vez más en este blog. Tan solo esperamos que sea de vuestro agrado.