Durante una expedición comercial un capitán de barco se encuentra con una especie desconocida, similar a las salamandras gigantes, que caminan erguidas sobre las dos patas traseras y capaces de manipular instrumentos. Enseguida se inicia un nuevo comercio de estas salamandras como mano de obra barata a todo el planeta.

El libro muestra las reacciones a esta nueva especie que tienen todos los ámbitos, desde el comercio internacional, a la política y religión, pasando por las modas pasajeras, la revolución científica, etc.

A pesar de publicarse en 1936, sorprende la precisión con que vaticina el curso de la historia, incluso afectada por sus nuevas salamandras.

Según la parte de la historia que se lea, el estilo pasa de ser aventuresco a una crónica al más puro estilo del Drácula de Bram Stoker (a base de recortes de periódicos y diarios), y con un final magistral en elegancia y originalidad.

Es una obra que rebosa sutil ironía e ingenio prácticamente en cada párrafo, lo que la ha convertido en una novela indispensable de la ciencia ficción mundial.

Sobre el autor:

Karel Čapek es mundialmente conocido por acuñar el término “robot” (trabajo en checo) junto con su hermano Josef en la obra R.U.R. Fue nominado al premio Nobel de Literatura, pero no le fue concedido por temor a la reacción de la Alemania nazi, ya que siempre se declaró contrario a los totalitarismos con que convivió. En La guerra de las Salamandras se percibe claramente esta ideología, siempre desde su prisma irónico.