Andrzej Sapkowski – Saga de Geralt de Rivia

Esta saga, compuesta por siete libros, y con la que ha llegado el nombre del escritor más allá de las fronteras polacas, y no sin razón, nos narra las aventuras y desventuras del brujo Geralt de Rivia, un hombre mutado y entrenado para luchar contra toda bestia que amenace a los humanos.

Por supuesto, no se queda ahí. Geralt, debido a sus experiencias personales, la mayoría no muy agradables, es un brujo desengañado y cínico, que, debido a su trabajo, se ve obligado a ayudar y salvar a personas que en su mayoría le temen o menosprecian por ser lo que es. Además, pese a mantener siempre que puede su inclinación neutral ante todo movimiento político, un tumulto de causalidades, o, tal vez, el destino, uno de los temas predominantes en la saga, le arrastran varias veces a una posición en la que deba elegir, por su propio bien y por aquéllos a los que aprecia, el mal menor de entre todas las opciones, lo que llevará a otro conflicto dentro del brujo: si realmente existe o no el mal menor.

El escritor, que tan sabiamente ha actuado, ha querido desligarse de todos los “clichés” y de todos los temas ya vistos en una novela fantástica, para crear algo nuevo, un “soplo de aire fresco”, como dicen varias críticas de esta saga. Con Geralt, ha creado a un héroe que no se mueve por la gloria y por salvar al mundo; ha creado a un hombre que, pese a huir de lo que, al parecer, le reserva el destino, siempre se ve obligado a actúar en consecuencia, guiado por su moralidad y su código de honor propios, o por salvar a aquello que más quiere.

De igual modo, el autor crea un mundo asombrosamente creíble; sí, puede que fantástico, puede que inventado, pero real. No existen los grandes y lujosos castillos donde princesas en apuros ruegan a un valeroso príncipe que las rescaten; no existe el séptimo hijo de un herrero que, salvando a la doncella del malvado dragón, se casa con ella y obtiene el reino. Es más, Sapkowski recrea en varios capítulos de sus libros los más famosos y típicos cuentos de hadas, y los retuerce cruelmente para lograr una macabra versión de lo que eran. Todo esto va unido con fuertes paralelismos con el mundo real, en lo que nivel sociológico se refiere; de nuevo, hay elfos, gnomos, medianos y enanos, pero todos ellos, en mayor o menor medida, han visto sus tierras arder y caer bajo el yugo humano. Debido a esto, hay infinitos enfrentamientos por motivos étnicos entre las distintas razas que pueblan este mundo, donde la xenofobia y el racismo es una de las cualidades más a destacar de la mayoría de los humanos reinantes. Finalmente, Sapkowski une todos estos puntos con una bella, trágica y heroica historia donde el brujo es el protagonista, junto con múltiples diálogos de carácter filosófico y del humor tan inteligente y lacónico que despliega el autor.

Para terminar, aconsejaré a todos aquellos que alguna vez han oído hablar de esta saga, y, por un casual, dispongan o quieran disponer del videojuego creado a raíz de los libros, llamado The Witcher (El Brujo), el cual hace gala de una gran calidad, que lean antes toda la saga, ya que disfrutarán mucho más del ya nombrado videojuego, y, obviamente, de los libros. También dejo una entrevista realizada al autor, bastante interesante.

Los siete libros, ya traducidos y presentes en varias tiendas aquí en España, son los siguientes, por orden: El último deseo, La espada del destino, La sangre de los elfos, Tiempo de odio, Bautismo de fuego, La torre de la golondrina y La dama de lago. A destacar en éste último que, en España, se ha editado en dos volúmenes separados, contando el último además con la inclusión de un cuento corto del autor, donde aparecen los personajes de su obra, aunque no debe pensarse en él como un final alternativo de la historia, sino como un pequeño cuento para recién casados, que responde al título de “Algo termina, algo comienza”.

Mi nota: 9/10