Recent Blog Posts

Patrick Rothfuss – El Temor de un Hombre Sabio

«Todo hombre sabio teme tres cosas: la tormenta en el mar, la noche sin luna y la ira de un hombre amable.»

LLega a nosotros el segundo volumen de la Crónica del Asesino de Reyes y secuela de El Nombre del Viento: El Temor de un Hombre Sabio. En él transcurrirá el segundo día en el que Kvothe relatará su verdadera historia a su pupilo Bast y a Cronista, el hombre que la está recogiendo por escrito.

Poca cosa se puede decir que no se haya dicho ya, puesto que este segundo volumen es tan brillante como el primero; tal y como dijo Robert Zemeckis de sus secuelas de Regreso al Futuro: “Debe ser igual pero distinto”. Así pues, seguiremos viendo el desarrollo de la interesantísima trama e iremos descubriendo más y más acerca de los diferentes seres y las diferentes culturas que pueblan este extraño mundo (a través, como no, de las épicas leyendas que pueblan este fantástico, oscuro y a la vez realista universo). Podremos ver como el protagonista madurará y aprenderá de las experiencias vitales y seremos testigos de cómo la reputación de tan polifacético joven irá elevándose, como siempre, gracias a sus logros y a sus propios esfuerzos para hacer llegar su fama a todos los lugares; en el Nombre del Viento era menester hablar de Kvothe el Sin Sangre y esta vez tocará hablar de Kvothe el Arcano. Oiremos más sobre Kvothe el Asesino de Reyes en la próxima publicación del autor, del cual podéis informaros brevemente en la opinión del anterior libro publicada en este mismo blog.

Por último, no cabe decir más que un servidor espera impaciente la salida de la tercera y última obra de la saga, y, para aquellos que ya hayan terminado con el libro, señalar el pequeño guiño de Patrick Rothfuss a Tolkien al dotar a Táborlin el Grande de ciertos conocimientos de sindarin.

Read More

Jûsan-nin no shikaku (13 Asesinos)

Jûsan-nin no shikaku (13 Asesinos)

De la mano del director Takashi Miike llega un gran homenaje a las clásicas películas de samuráis, como las del ya legendario Akira Kurosawa, donde se unen la tradición japonesa con los modernos medios actuales.

En la trama se nos presenta a Shinzaemon Shimada, un samurái al cual le es encargada la misión de asesinar al hermano del shogún, el señor Naritsugu, el cual aprovecha su aventajada posición social y política para dar rienda suelta a sus gustos por la violencia y por el sadismo. Frente a Shinzaemon y sus doce hombres se encuentra Hanbei Kitou, un antiguo compañero y rival, al cual le es encargada, ante la amenaza de asesinato contra Naritsugu, la protección de éste. De mano de estos dos hombres surgirá una lucha ideológica referente a qué es un samurái: ¿debe un samurái seguir su orgullo y honor, y proteger por tanto con su vida a su señor, independientemente de las acciones que éste cometa, o debería acaso abandonar su código para servir a una causa mayor, tal y como sería proteger el devenir de la nación misma?

Por supuesto, siendo la clase de película que es, la acción no deja de hacer aparición en la pantalla, haciendo gala de toda clase de florituras con lanzas y espadas como de sangre y cercenamientos varios. En este aspecto, destaca la intensidad y fiereza de la batalla final entre los hombres de Naritsugu y Shinzaemon, donde se lleva a cabo un enfrentamiento de casi tres cuartos de hora de duración, pero que aun así no aburre al espectador.

En cuanto a los otros apartados, la película destaca por su iluminación oscura, lo que le da un aspecto muy tenebroso al ambiente general, sobre todo si le sumamos la total carencia de pudor a la hora de mostrar escenarios sucios y venidos a menos o las peleas llenas de sangre. La música, que usa sobre todo cuerda, cumple con su objetivo, dando ritmo y emotividad a la batalla y al objetivo de los trece combatientes.

En conclusión, es una gran película del género que, como ya se ha dicho, recupera el corte más clásico impuesto por grandes del cine como Akira Kurosawa o Eiichi Kudo, director de la película original de 1963 en la que está basada esta cinta.

Mi nota: 7,5/10

Read More

Saga “Los Hijos de la Tierra”

Los Hijos de la Tierra es una serie de seis libros (por el momento), ambientada en la Edad de Piedra, en la época en que convivieron los homo-sapiens y los homo-neanderthalensis.

En ella se narra la historia de Ayla, una joven homo-sapiens que tras perder a su familia es adoptada y cuidada por un grupo de neanderthales, el Clan del Oso Cavernario. Esto le da juego a la autora para especular sobre las posibles diferencias morfológicas, psicólogicas y neurológicas entre las dos últimas ramas de la evolución humana.

A partir del segundo libro (el Valle de los Caballos), nos muestra cómo pudo haber sido la vida del homo-sapiens usando el punto de vista de Ayla y Jondalar, su compañero, y sus relaciones personales entre ellos y entre otras agrupaciones de humanos.

A pesar de lo que pueda parecer, es una historia muy amena, y a todas luces muy documentada. Por cuestiones narrativas centra en los protagonistas algunos descubrimientos clave para la humanidad, pero aparte de esos pequeños detalles parece una historia plausible, al menos para los profanos en la materia como yo.

Un resumen de los seis libros:

  • El Clan del Oso Cavernario – Ayla es adoptada por el Clan tras perder a su familia, y es educada según las costumbres de una especie distinta a la suya, lo que da lugar a diversos confrontamientos. Es muy interesante cómo concibe la autora a los hombres de Neanderthal, basada en estudios y en la morfología craneal.
  • El Valle de los Caballos – Tras ser expulsada del Clan, Ayla encuentra un retirado valle para vivir, en el que adopta a un pequeño león cavernario y un caballo. También acaba encontrándose con un hombre herido, Jondalar (de su misma especie) , y comienzan a convivir. Como nadie antes ha domesticado animales, y como Jondalar ha creado un arma antecesora del arco, queda poco plausible la coincidencia de ambos descubrimientos trascendentales en los protagonistas.
  • Los Cazadores de Mamuts – Ayla y Jondalar se van a vivir con una agrupación de hombres cazadores de mamuts, y Ayla comienza a relacionarse con más miembros de su especie, lo que lleva a confusiones debido a su inexperiencia con ellos y si peculiar educación. Quizá demasiados trances románticos para mi gusto, pero entretenido.
  • Las llanuras del tránisto – Ayla y Jondalar deciden marcharse a la tierra natal de éste, y por el camino cruzan numerosos paisajes distintos y visitan a tribus con costumbres diferentes a las de los pueblos con los que han convivido anteriormente. A mi parecer, es el libro más aburrido y largo de todos, ya que la autora se deja llevar por extensas descripciones de paisajes, y las propiedades y características de la diferente vegetación de las zonas que cruzan.
  • Los Refugios de Piedra -Finalmente consiguen llegar a la tierra natal de Jondalar, en la zona cercana a la cueva de Cro-Magnon. Aquí vemos cómo Ayla trata de integrarse en la comunidad. Debido a su educación y habilidad como sanadora, la equivalente a sacerdotisa se interesa en ella, pero debido a su lejana procedencia y extraña educación también se gana algunos enemigos.
  • La Tierra de las Cuevas Pintadas -Ayla prosigue su educación como “sacerdotisa” de la comunidad, visitando diversos enclaves sagrados, inspirados en cuevas pintadas localizadas en la actualidad. Al igual que con “Las llanuras del tránsito”, el exceso de descripciones convierten en aburrido el libro, y quizá sea un poco exagerado cómo se describe el cambio de una sociedad matriarcal y eminentemente feminista en otra patriarcal y machista.

Sobre la autora:

Jean M. Auel finalizó un master de Administración de Empresas en la Universidad de Portland, pero años después, en una fase de cambios de trabajo, quiso probar a escribir un relato corto sobre la vida en la Edad de Piedra. Tras una intensa investigación sobre el tema, empezó a escribir lo que terminó siendo una extensa novela, y sus continuaciones.

Su obra le ha merecido cuatro graduaciones honoríficas en sendas universidades, y la medalla de “Oficial de la Orden de las Artes y las Letras” por el ministerio de cultura francés.

Read More

Elegante…

Desembarco del Rey

La vida de Ledrare no empezó elegantemente. Nació en Saco de Pulgas, los barrios bajos de Desembarco del Rey, extramuros. En un establo usado por mercaderes (de mercancías baratas y de baja calidad) y prostitutas (baratas y de baja calidad). Su madre era una de las habituales del establo, y no era mercader.

Read More

Leder

Estaba postrada bajo una mesa. No era una situación anormal, puesto que llevaba así varios meses, desde que se la llevaron por la fuerza de su hogar y la arrastraron… allí. Un lugar denigrante a la vista, austero y pobre. Un lugar en el que ahora transcurría su vida, a no ser que la sacaran sólo para cargar con los trastos de sus captores; ciertamente, esos momentos lo eran todo para ella, ya que, aunque tenía que hacer de mula de carga, no estaba metida debajo de su ya descrita prisión.

Read More

Tristes pájaros

Diego se acababa de instalar en su nueva casa. No era una mansión, pero tampoco era una de esas cajas de cerillas de treinta metros cuadrados, que estaban tan de moda en Madrid. Con una hipoteca que terminaría de pagar el día de su jubilación, si no hubieran atrasado dicha fecha un par de años, las perspectivas eran poco halagüeñas. Sin embargo, Diego estaba muy ilusionado, ya que por fin se había instalado con la chica de la que llevaba enamorado desde el instituto…

Read More

Juego de Tronos: la serie

Juego de tronos

Bueno, tras iros dejando ver, en pequeños detalles, cómo sería la cornamenta del ciervo, cómo sería el rugir del león, cómo sería el fuego del dragón y cómo serían los colmillos del huargo, es hora de profundizar en una de las series más esperadas de los últimos tiempos: aquella que adapta una obra maestra que ha rejuvenecido la literatura fantástica, y que responde al título de Canción de hielo y fuego.

Empezando por el guión, apartado por el que más se temía a la serie, desde aquí se llama a la calma: exceptuando algunos detalles, tales como la edad de los personajes, que en la mayoría de los casos ha sido aumentada unos tres años, es prácticamente una adapatación 1:1 de las novelas, lo que ya deja un muy buen sabor de boca. Pero un buen guión no es nada sin un buen reparto, algo en lo que los realizadores se han cuidado mucho, con actores de la talla de Sean Bean como Ned Stark, señor de Invernalia, y profundas y, hasta en algunos casos reveladoras interpretaciones en los papeles de, por ejemplo, los hermanos Lannister (Peter Dinklage como Tyrion, Nikolaj Coster-Waldau como Jaime y Lena Headey como Cersei).

En cuanto a diseño, es uno de los apartados más fuertes de la serie. Tal como se hiciera en el Señor de los Anillos, han creado un mundo hiperrealista, de forma que sumerja al espectador y le haga olvidar que es un mundo inexistente y fantástico, adoptando así una estética que bien podría ser de una serie histórica ambientada en el medievo. Es esto, junto con los trabajados efectos especiales, la increíble secuencia de apertura de la serie, elegante a más no poder ser, combinada con la maravillosa banda sonora, lo que hacen la serie un desfile de delicias visuales.

Una opinión breve, pero, ciertamente, no se puede medir con palabras lo que es obligatorio ver con los ojos.

Mi nota: 9,5/10

Read More